El salario mínimo en España, a la cola de Europa y cada vez más lejos de la media

El salario mínimo es una de las variables económicas que mejor esbozan, en una sola cifra, la verdadera cara de un país: cuánto ganan sus trabajadores, cómo es su mercado laboral, hasta dónde ha podido llegar el desarrollo de toda la economía.

Entonces, ¿qué dicen de España los 641,40 euros mensuales que establece nuestra normativa? Que aún estamos muy lejos de Europa en tantas cosas… y que lo vamos a estar en mucho tiempo.

Para empezar, la cifra de 2012 es la misma que la de 2011, después de que el nuevo Gobierno decidiera congelar la cifra en el Consejo de Ministros del 30 de dicimebre. El número real, en cualquier caso, es de 8.979,60 euros al año.

Ésta es la cifra que recoge Eurostat para hacer las comparaciones oficiales (ver gráfico) y que, en el caso de España siempre presenta con unos 100 euros más de la cifra oficial porque se divide el número global entre 12 pagas para homogeneizar los datos de todos los paises.

Hecha esta aclaración, los 748,30 euros de salario mínimo mensual que se abona a los trabajadores nacionales estaría al nivel de Eslovenia y un poco por debajo de Grecia.

Las diferencias empiezan a dispararse a partir de aquí. En Estados Unidos se cobra de base casi 941 euros, mientras que en Europa hay seis países por encima de los 1.000 euros. Donde más conviene trabajar, según parece, siempre será Luxemburgo, Estado que no da menos de 1.757 euros al mes a sus asalariados.

Sin embargo, compararse con Luxemburgo siempre es injusto desde el punto de vista de la estadística económica. Incluso recordar los 1.138 del Reino Unido o los 1.400 euros de Francia podría resultar también desproporcionado, en atención a su peso económico.

Pero, ¿qué me dicen de los también 1.400 euros de Bélgica y Holanda? O, mejor aún, los 1.400 de Irlanda. España no es que esté por debajo, sino que paga la mitad.

Y esto, a fin de cuentas, no es lo peor. Siempre según las cifras recabadas por la oficina estadística de la Unión Europea, España no ha recortado nada con respecto a los principales países europeos en la última década. Más bien al contrario: ha subido menos que la media el salario propio.

Pasémoslo a datos: en el año 2000, España tenía un SMI de 505 euros, unos 240 menos que en 2012. En ese mismo periodo de tiempo, sólo el Reino Unido ha sido igual de moderado, mientras que en Francia, Holanda o Bélgica lo han incrementado en 300 euros y Luxemburgo e Irlanda, en 500.

Así que, pasados los años del boom económico, el salario mínimo español está más lejos que nunca de los de sus socios europeos. ¿Un consuelo? En AlemaniaItalia o Dinamarca no hay sueldo base. Y en Estados Unidos ha caído la cifra en el último decenio.

 

Fuente: LaInformación.com

Anuncios

Una respuesta a “El salario mínimo en España, a la cola de Europa y cada vez más lejos de la media

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s